Clases de Wing Chun

El Wing Chun es un arte marcial que transforma tu cuerpo en una auténtica arma.

Para que puedas practicarlo, no es necesario tener un cuerpo lleno de músculos desarrollados ni un don que te haga especial.

Las apariencias no lo son todo en las situaciones peligrosas.

Prueba una clase de forma gratuita.

El Wing Chun y la defensa personal

Es verdad que la mejor defensa que uno puede hacer es alejarse de los problemas, pero por desgracia no siempre podemos evitar ser atacados en un intento de violación, asalto u otras situaciones. Con el Wing Chun conseguiremos mantener la tranquilidad y ser superior a nuestro oponente en momentos delicados.

¿De dónde proviene?

Existen numerosas historias sobre el origen de este arte marcial que impiden datar con exactitud cómo fue creado.

En términos temporales se puede situar alrededor del siglo 17 D.C., siendo considerado en aquella época un arte marcial moderno si lo comparamos con muchos otros. Fue creado en la provincia de Cantón (Kwantung), situado al sur de China, y al parecer según pasaron generaciones sufrió simplificaciones y modificaciones hasta acabar siendo lo que conocemos a día de hoy.

Diferencia con otros deportes o estilos

La principal diferencia que tiene este tipo de arte marcial respecto a la mayoría de otros estilos y de deportes es la ausencia de reglas. En una pelea real no existen los árbitros.

El practicante de Wing Chun golpea usando la fuerza de su rival transformando el ataque un su mejor sistema de defensa, sin la necesidad de ser más fuerte que él. Multitud de mujeres saben la eficiencia de éste método y normalmente tienen ventaja por ser más flexibles y sensibles si las comparamos con los hombres.

Es un sistema de lucha que contiene técnicas científicas. A pesar de ser un arte marcial transmitido de generación en generación desde hace siglos, las técnicas están en constante corrección y son mejoradas.

El sistema Wing Chun pone a disposición del practicante un conjunto de principios sencillos, los cuales se naturalizan para ser usados de una forma rápida en una situación de posible agresión. Pero hay que tener claro que los resultados se obtienen según vamos practicando este arte marcial. El Wing Chun es Kung Fu, que se traduce como trabajo duro, lo que significa que para alcanzar un alto grado en este arte es necesario un duro trabajo de entrenamiento.

Wing Chun, más allá de una época

El Wing Chun se traduce como bella primavera, del dialecto cantonés. Es uno de los artes marciales más prácticos y sofisticados de Kung Fu chino. Su visión realista, su estructura conjunta de entrenamiento y su lógica de la pelea hacen de él un estilo que va mucho más allá de cualquier época.

Permite a cualquier tipo de persona, independientemente de su tamaño y de su sexo, elaborar una sensibilidad y una mecánica corporal, además de una energía interna vital y una potencia para un entrenamiento real.

Asimismo, el Wing Chun alberga las doctrinas clásicas chinas del taoísmo , budismo y confucianismo, dando un gran aporte de equilibrio físico y mental, o como se diría en términos marciales, una armonía entre el Yin y el Yang.


Practicar Wing Chun en Asturias

Si quieres comenzar a practicar este arte marcial deberías hacerlo con un profesor y de la forma adecuada.